ESTIMULO FISCAL AUTOTRANSPORTE


Sobre la aplicación del estímulo fiscal otorgado a los contribuyentes que se dediquen exclusivamente al transporte terrestre público y privado, te comento lo siguiente:
 
Efectivamente, en la Ley de Ingresos de la Federación de 2018 indicaba que su acreditamiento podría efectuarse únicamente sobre el ISR a cargo del contribuyente, incluso en pagos provisionales (Art. 16, Fracc. V).
 
En la Ley de Ingresos de la Federación de 2019, la redacción cambió de la siguiente manera:
 
“El acreditamiento a que se refiere esta fracción únicamente podrá efectuarse contra el impuesto sobre la renta causado en el ejercicio que tenga el contribuyente, correspondiente al mismo ejercicio en que se realicen los gastos a que se refiere la presente fracción, utilizando la forma oficial que mediante reglas de carácter general dé a conocer el Servicio de Administración Tributaria; en caso de no hacerlo, perderá el derecho a realizarlo con posterioridad”.


 


Lo anterior indica que solamente podrá acreditarse el 50% del gasto total erogado por el pago de los servicios por el uso de la infraestructura de la Red Nacional de Autopistas de cuota contra el ISR que se genera hasta el cálculo anual del ejercicio, y no así en los provisionales del impuesto de manera anticipada como se podía hacer hasta el año pasado.
 
Esto atiende a la exposición de motivos de la iniciativa de Ley para 2019, el cual dice a la letra lo siguiente:
 
“Los estímulos fiscales mencionados con excepción del establecido en la fracción III del apartado A del artículo 16 tienen en común que, una vez determinados, son acreditables contra el impuesto sobre la renta (ISR); sin embargo, se estima que algunas disposiciones deben ser ajustadas a fin de evitar la aplicación indebida de dichos beneficios fiscales, por lo que se propone que su acreditamiento proceda únicamente contra el ISR causado por el contribuyente en el ejercicio fiscal, de forma tal que no se aplique contra el ISR retenido a terceros, ya que en ese caso no se trata de un impuesto propio del beneficiario del estímulo y, por otro lado, que no se permita el acreditamiento contra los pagos provisionales que vaya realizando el contribuyente, debido a que cuando dichos pagos son mayores al ISR del ejercicio causado por el contribuyente o se obtenga pérdida fiscal, la devolución de los pagos provisionales o la compensación del saldo a favor implica una monetización de los estímulos mencionados, siendo que estos deben tener como límite el ISR causado por el contribuyente”

 

   

Como puedes observar, desde la exposición de motivos, el legislador argumenta el no acreditamiento de dicho estímulo fiscal para efectos de pagos provisionales, considerando que este impacto puede monetizar el saldo a favor que pudiera generarse a nivel anual.
 
Aunque no estoy de acuerdo del todo, pues depende de cada caso para que pudiera presentarse el caso general que motiva el legislador.
 
Aunque es desafortunado el cambio en este estímulo fiscal, la realidad es que el objetivo de la Ley es aplicarlo únicamente hasta la determinación anual del ISR del ejercicio.
 
Fuente:
L.C. y L.D. José Arturo Díaz Fragoso

 

 

 


Publicación más antigua Publicación más reciente


Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados