CURSOS Y TALLERES DEL MES

ME LLEGÓ UN CORREO DEL SAT, ¿QUÉ HAGO?

Fuente:elcontribuyente.mx

Cuando éramos pequeños y nos portabamos mal, nuestras madres tenían la habilidad de hacernos comportar con sólo lanzarnos una expresiva mirada llena de anticipación de lo que nos podía pasar si no parábamos. El mismo efecto lo tiene hoy en día un correo del SAT, con el que la autoridad fiscal logra, sin decirnos mucho, que un escalofrío nos recorra la espalda.

Hace unos días, en redes sociales empezaron a circular varias publicaciones de usuarios a los que les llegó un correo del SAT, diciéndoles que faltaban de entregar su declaración anual de impuesto sobre la renta (ISR).


Si es tu caso, o conoces a alguien que recibió el ominoso correo electrónico, queremos compartirte una serie de recomendaciones hechas por Simón Díaz, director y fundador de el20.mx.

  • Mantén la calma

Puede que te estés imaginando lo peor, que podrías terminar en la cárcel como Juanga, por ejemplo, o que la Interpol ya interpuso una búsqueda a tu nombre, pero la realidad es que es muy probable que se trate de un problema de sencilla solución. Un correo del SAT no es una sentencia de muerte, mantén la calma.

  • ¿Estás seguro de que el correo es auténtico?

Se han dado casos en que cibercriminales mandan correos apócrifos con la finalidad de robar la información de los incautos que caigan en la trampa. Dos cosas que puedes hacer para corroborar que el correo es genuino son revisar el remitente y revisar tu buzón tributario, al que puedes acceder a través del portal del SAT. Si de verdad es un correo del SAT, en tu buzón tributario deberías encontrar la misma información.

  • ¿Sabes cuáles son tus obligaciones fiscales?

Si dijéramos que muchos contribuyentes no saben ni pío sobre sus obligaciones tributarias, no estaríamos exagerando. Es recomendable que revises tu constancia de situación fiscal para que sepas en qué régimen estás tributando (asalariado, por honorarios, actividad empresarial, entre otros) y así tengas claro con qué tienes que cumplir, cuándo y de qué manera.

  • Revisa tu estatus ante el SAT

Es posible que tengas declaraciones pendientes, o que haya información que el SAT quiera tener y no hayas enviado. Esto podrás saberlo a través del Formato 32D, también conocido como opinión de cumplimiento, que puedes obtener a través del portal del SAT. 

  • Acércate a tu contador de confianza

Seremos honestos. El sistema fiscal mexicano es un dolor de cabeza. Lo mejor podría ser que te acerques a un profesional, alguien en quien puedas confiar plenamente y pueda llevar tus asuntos de la mejor manera.

Dejar un comentario

Nombre .
.
Mensaje .