¿Qué nos enseñó nuestra mamá de finanzas personales?

¿Qué te enseñó tu mamá de finanzas personales?
Les comparto que la mía, sin tener el menor conocimiento en la materia, me demostró que el ahorro podía lograr cosas mucho mejores y grandes, en lugar de gastarlo todo rápidamente. Tal vez eso fue lo que me ha motivado a llevarlo a cabo y a reflexionar contigo a través de este espacio.

Independiente de la experiencia particular y las conclusiones intuitivas, hay estudios que demuestran la tendencia a manejar el dinero de manera similar a como lo hicieron en casa y eso pone de relieve la importancia de la acción de los padres y en particular de la madre, pues es ella quien en la mayoría de los casos le toca disponer del ingreso para las necesidades del hogar.

¿Como padres, qué ejemplo le damos a los hijos? ¿Qué tan preparados estamos? ¿Cuáles son los resultados en nuestros esfuerzos? ¿Qué tanto gozamos de la vida financiera? ¿Cómo enfrentamos los problemas de dinero? ¿Nos quejamos o lo disfrutamos?

En el ámbito familiar las mamás suelen ser un contrapeso, ya sea porque aportan recursos por su trabajo o por tener mayor conciencia de los requerimientos futuros.

Este rol conlleva una responsabilidad en términos de estar capacitados para transmitir adecuadamente la forma de administrarse y en la medida en que se preparen tendrán cada vez más impacto.

Hay una cierta contradicción en torno a las mujeres en el mundo financiero; por una parte son mejores en las decisiones de inversión, pero reconocen desconocimiento sobre el funcionamiento de los mercados y tienen cierta aversión a instruirse o cuestionar al respecto.

Cuando hablamos de finanzas personales no solo se trata de una 'técnica' para hacer un presupuesto o el modo en que compramos en la Bolsa de valores, sino la emocionalidad con la cual asociamos el tema del dinero.

Si nos mantenemos angustiados por las complicaciones económicas es muy probable que los hijos reaccionen a ello y tiendan a sobredimensionarlo o si vivimos en un entorno de laxitud en donde es irrelevante el ahorro, también lo harán.

El 10 de mayo puede servir como excusa para reflexionar sobre qué tanto las resoluciones de hoy están influidas por el papel que jugaron nuestros padres. Es fundamental retomar lo útil y corregir lo que creamos deba ser ajustado, además de preguntarnos cómo seremos como cabeza de familia en el proceso de formación de las siguientes generaciones.

Fuente: EL FINANCIERO / Alberto Tovar

 

 


Publicación más antigua Publicación más reciente


Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados