Ya presenté mi Declaración ¿Y ahora qué?

Una vez presentada tu declaración, es normal que se crea que ya se ha cumplido con esta obligación y es tiempo de relajarse, pero es el momento de tomar en cuenta una serie de aspectos muy importantes, ya que el haber presentado la declaración anual no es del todo el cierre de un proceso. Estos son algunos aspectos a tomar en cuenta:

Respaldo: Se recomienda obtener respaldo en PDF del archivo de la Declaración Anual y evidencia de presentada, así como Acuse de recibo de la misma en el portal del SAT.

  • Saldo del ISR del Ejercicio Anual: Si resulto impuesto a cargo, tener copia de transferencia de pago bancario efectuado por la empresa. Si el pago fue con compensación se debe presentar el aviso correspondiente. En caso de obtener impuestos por recuperar, identificar para compensar saldos a favor o solicitar devoluciones.
  • Contabilidad 2018: En el cierre por Declaración Anual suelen hacerse ajustes a los registros contables, debe verificarse los estados financieros de la contabilidad de la empresa sean iguales a los presentados en la Declaración Anual. Ejemplos de esos ajustes son los hechos a depreciación, pasivos de impuestos y provisión de ISR y PTU causados en el ejercicio. En materia de Contabilidad Electrónica las personas morales deben subir la balanza de cierre del ejercicio al portal del SAT con fecha de 20 de abril. Si la empresa al cierre hizo ajustes contables en periodos previos a noviembre deberá presentar Balanzas de Comprobación Complementarias en los meses que hubiera tenido este supuesto.

Cuentas de Orden: Las deducciones fiscales no contables por requisito de deducción fiscal en materia de ISR deben estar registrados en contabilidad en cuentas de orden. Se sugiere también registrar las perdidas fiscales no amortizadas, los ingresos fiscales no contables, así como los saldos de CUFIN y CUCA.

Cancelaciones de CFDI: Si la empresa cancelo CFDI de ingresos debe estar correctamente contabilizado la póliza correspondiente.

Pagos Provisionales 2019: Una vez presentada la anual es muy probable que cambie el coeficiente de utilidad y/o pérdidas por amortizar, debe verificarse que en los pagos provisionales posteriores se utilice el dato que resultará de presentar la Declaración Anual.

Deducción Inmediata: Cuando se tome esta opción debe llevarse un registro especifico de los activos fijos con deducción inmediata. En el calculo de activos fijos debe identificarse los activos con opción tomada de deducción inmediata.

CUFIN y cuca: Los saldos correctos de estas cuentas deben estar controlados en la contabilidad de la empresa por futuros decretos de pagos de dividendos y/o reducciones de capital. Se recomienda que el saldo de CUFIN a 2013 se registre en una cuenta y el de 2014 y años posteriores en otra por la obligación de retención 10% ISR por pagos de dividendos.

Conservación de la Documentación: De acuerdo a lo establecido en el Código Fiscal de la Federación, las empresas deben conservar la documentación que compone la contabilidad (pólizas y comprobantes de ingresos y egresos) por un periodo de 5 años después de presentada la Declaración Anual.

En los ejercicios fiscales donde se hubiese tenido pérdida fiscal se debe conservar la documentación de la contabilidad por 10 años. Se recomienda conservar 10 años los comprobantes de adquisiciones de activos fijos, así como también las declaraciones de pagos provisionales y declaraciones anuales de la empresa.

Es recomendable seguir puntualmente estos puntos y tomarlos en cuenta en el completo cierre del ejercicio fiscal 2018.

Fuente: Con información de El Conta.com

Publicación más antigua Publicación más reciente


Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados